MARTIN CUENTA COMO SU HIJO CELÍACO FUE FELIZ EN GRAMADO

21.3.17

MARTIN CUENTA COMO SU HIJO CELÍACO FUE FELIZ EN GRAMADO

En realidad no quería escribir sobre las rutas, algo ya tratado por muchos aquí, solo recomendar y destacar un lugar en Gramado. Tengo un hijo celíaco. Los que saben del tema, son concientes de la dificultad que implica salir a comer afuera. Resulta que luego de nuestra visita a Snowland, volvimos al centro con la intención de comer algo. Caminando por Avenida das Hortensias vimos la Estação do Crépe. Por su estilo de ambientación, simulando un vagón de tren, decidimos entrar. Ya acostumbrados fuimos directo a preguntar si nos podrían preparar una ensalada. La moza, muy amable, nos dijo que sí ofreciendo distintas variedades. Pero ahí metió ese plus de atención que nos brindan en Brasil (al menos en mi experiencia). Preguntó por qué sólo una ensalada para él, si le pasaba algo, porque seguramente quería comer otra cosa. 

Le explicamos de su enfermedad. Así que nos explicó que ellos mismos hacen pan sin gluten, y que los lácteos y fiambres que usan también lo son. Augusto chocho de la vida. Por fin salía y elegía qué quería comer, no limitado a lo que podía en ese momento. Así que le armaron un sandwich del tamaño del plato, con lo que él quiso ponerle. No solamente eso. Luego se nos presentó la dueña del local, explicándonos en detalle los ingredientes y el proceso con el que hacían todo. Además nos ofreció prepararle cualquier crépe de la carta (unas 150 variedades) con una masa de mandioca en una máquina reservada para ese uso.





Me copé escribiendo, pero la verdad fue una alegría encontrar un lugar donde nos atendieran tan bien y que Augusto pueda elegir lo que tenga ganas. La señora de las fotos es la dueña. Se quedó charlando un rato con nosotros y atendiendo los chicos.
P/D. Nosotros nos zampamos unas hamburguesas tremendas!



Imprimir Imprimir el artículo