ARIEL CUENTA SU VIAJE A CANASVIEIRAS Y SU VISITA A LAS PLAYAS DE GOV. CELSO RAMOS Y GUARDA DO EMBAU

Establecimiento recomendado:

12.3.15

ARIEL CUENTA SU VIAJE A CANASVIEIRAS Y SU VISITA A LAS PLAYAS DE GOV. CELSO RAMOS Y GUARDA DO EMBAU

Mi primer viaje, pero no el último:
Por fin llego la hora. El viernes 2 de enero de 2015 a eso de las 19 horas, partimos hacia Paso de los Libres. El baúl del Bora iba que no entraba un alfiler, me sorprendí de todas las cosas que le metimos. A pesar de la fecha, el Acceso Norte y la Autovia Nº 14 no estaban para nada congestionadas. Así que desde que partimos hasta llegar a Paso de los Libres me resulto un trámite. En la YPF que esta en Paso de los Libres antes de llegar a la frontera cargue nafta por segunda vez. Llegamos a la aduana brasilera como a las 02:30 hs (hora Argentina) del sábado 3. Ya en territorio brasileño cambié el mapa de Mapear Argentina al de Brasil, tengo un gps Tom Tom y lógicamente le cargue antes todas las actualizaciones de los límites de velocidad, radares y estaciones de servicio.




Demás esta decir que hicimos los tramites más que rápido. Gracias a todos los comentarios anteriormente leídos en la página ya llevaba impreso los formularios que hay que llenar. Un detalle importante, en Brasil la hora estaba adelantada una hora con respecto a nuestro horario. Siendo todavía de noche comencé a transitar mis primeros kilómetros por la BR 290, respetando siempre la velocidad máxima. Y mirando siempre que podía, ya de día, la belleza y exuberancia del paisaje que iba pasando a medida que avanzaba. Teniendo paciencia, cuando quedaba detrás de algún camión, para esperar el momento mas oportuno para pasarlo sin que represente ningún riesgo. Así fui pasando por Alegrete, Rosario do Sul, Sao Gabriel, Vila Nova do Sul y Butía. Recomiendo estar atentos cuando se pasa por estas localidades con los radares y cámaras. Sin bien los que yo pude ver están muy bien señalizados y te los advierten antes no hay que descuidarse. Por la tarde, cerca de las 16 Hs (hora argentina) llegamos a la ciudad de Porto Alegre. Al cruzar el último puente recordé el video que mire unas treinta veces indicando tomar siempre por la izquierda. A pesar de que tenía el gps no quería perderme. Seguí por la BR 290, con el Arena de Gremio a mi derecha, cuando la BR290 (todavía en la ciudad de Porto Alegre) se cruza con la Av. Assis Brasil doble hacia la derecha por esa avenida y me dirigí al Milão Hotel donde descansamos, cenamos y pasmos la noche. Un hotel muy lindo con piscina cubierta, habitaciones con aire y estacionamiento cubierto. La habitación cuádruple (una cama matrimonial y dos simple) me cobraron 460 reales. Mi familia aprovecho la piscina, yo me dedique a dormir una siesta para recuperar algo de fuerzas. Mas tarde cenamos. El Domingo 4 nos levantamos bien temprano y desayunamos muy bien (estaba incluido en la tarifa). Cargue combustible en una estación de servicio que estaba al lado del hotel y partimos a eso de las 10:00 Hs (de argentina) hacia nuestro destino final: Florianópolis. 





Seguí por la BR290, Rodovia Freeway hasta llegar a Osorio donde seguí por la BR101. Hasta acá, a pesar de haber recorrido bastantes kilómetros el hermoso paisaje me hacia olvidar cualquier síntoma de fatiga. No se como será en otras fechas, pero hasta el momento el trafico en todo el trayecto me pareció normal. Pasado el medio día paramos, no recuerdo en que pueblo/localidad, en un restorán japonés que te cobran lo que comes por kilo, excelente lugar; enorme y en nada se parece a los que tenemos en nuestro país. Algo que me sorprendió mucho a lo largo del camino recorrido, es la forma en que manejan los Brasileros. Para mi entender manejan rápido y mal. En la ruta durante el día no encienden las luces bajas mientras circulan, muy pocos lo hacen. Y a tener mucho cuidado con los camiones Brasileros y con algunos autos con patente Uruguaya (no quiero generalizar). Pero muchos picaros cuando te tiras hacia la izquierda para pasarlos aceleran. Luego de recorrer los kilómetros que separan Porto Alegre de Florianópolis llegamos a la isla, mas precisamente a Canasvieiras. Si no me falla la memoria llegamos a las 16:00 Hs (Argentina). Nos hospedamos en el Residencial Ilhéus II en la Rua Vidal Ramos Neto 654. Un lugar muy confortable, con estacionamiento cerrado, aire acondicionado y totalmente equipado con todo lo necesario para pasarla muy bien. Ubicado a 50 (cincuenta) metros de la playa y de la Rua Madre María Vilac, una de las calles principales donde se encuentran la mayoría de los negocios y restoranes. 
Un párrafo aparte para Roberto y Miguel, los dueños del residencial quienes nos trataron excelentemente. Me sorprendió que en muchos bares y demás comercios siempre encontraba un argentino trabajando en ellos. Durante los 15 (quince) días que estuvimos vacacionando recorrimos las siguientes playas: Canasvieiras, Daniela, Jrere y Jurere Internacional, Ingleses y Lagoinha. Esta última fue la playa que mas me gusto dentro de la isla y de las que llegue a conocer. Pero como pienso volver, se que voy a seguir conociendo las que me faltaron visitar. 
Fuera de la isla conocimos Governador Celso Ramos (hacia el norte), fuimos a Praia Palmas do Arvoredo. Me gusto muchísimo la playa, la transparencia del agua. El camino para llegar a la playa ya dentro mismo de Celso Ramos es muy lindo. Con curvas y contra curvas, subiendo y bajando a través de los morros. Y pasando entre la villa de pescadores que esta asentada ahí. Recomiendo que conozcan el lugar. La distancia desde la entrada de Floripa (desde el puente) hasta Praia Palmas es de unos 47 (cuarenta y siete) kilómetros. También estuvimos por Bombinhas y Mariscal, esta última a diferencia de todas las playas que conocí es amplia y extensa, haciendo un paralelismo con algo nuestro y salvando las distancias; me hizo acordar a Puerto Madryn. 
Por ultimo quiero compartir con ustedes o mejor dicho con quienes todavía no conocen el lugar. La playa que me dejo atónito por su belleza. Esta ubicado a unos 53 (cincuenta y tres) kilómetros hacia el sur de Floripa por la RB 101. Salimos de Florianópolis y tomamos la BR 101 hacia el sur, como si estuviéramos volviendo para Argentina. Justo ante de llegar al primer peaje de la BR 101 (es la ultima salida antes del peaje) tomamos la salida por nuestra derecha, que esta bien señalizada con el nombre del lugar y salimos de la BR 101. El lugar o los lugares se llaman: Guarda do Embaú y Praia Prainha. Es un pueblito muy pintoresco. Para no aburrirlos, solo les voy a decir que para acceder a la Praia de Guarda do Embaú tienen que cruzar un río, se puede hacer caminando ya que no es profundo o por 3 (tres) reales por persona te cruzan en botes los lugareños. El río se llama Río da Madre y termina en el mar sobre la izquierda de la playa junto a un morro. En ese morro hay varios caminitos sinuosos entre la vegetación y las piedras a pie y tener una hermosa vista panorámica de la playa y del río. Uno de esos caminos te lleva a la Praia Prainha, es hermosa, no tiene ningún tipo de infraestructura; es casi virgen. Solo hay arena, mar y la casilla de madera donde esta el guardavidas. No los aburro mas con mi relato, les dejo algunas fotos que tome en mi estadía.
Ariel.


0 lectores opinan: :

Imprimir Imprimir el artículo